Tel: +34 932 310 811 - surisa@surisa.es

Transporte de medicamentos y vacunas refrigerados

El transporte de medicamentos refrigerados exige una serie de características muy específicas, que han de adaptarse tanto al tipo de medicamento como al medio de transporte a utilizar. En este sentido, es recomendable conocer cuáles son los factores imprescindibles que debe cumplir cada tipo de envío para lograr que el fármaco mantenga todas sus propiedades.

En los siguientes apartados ampliamos esta información, y damos a conocer el motivo por el cual  la refrigeración es un factor clave a la hora de  conseguir la mejor conservación de los medicamentos, evitando el deterioro de estos. De ahí , la importancia del uso de termómetros o indicadores de temperatura adecuados para el control de la cadena de frío de los medicamentos.

Tipos de Transporte de vacunas y medicamentos

  • Nevera de medicamentos

    Conservación de medicamentos termolábiles

    En la conservación de medicamentos termolábiles es necesaria la refrigeración. Por ejemplo: las vacunas, los preparados biológicos y los reactivos para determinados análisis clínicos deben mantenerse por debajo de unos  grados en particular. La temperatura de almacenamiento de medicamentos, en estos casosrequiere que no se rompa la llamada cadena de frío ya que, sino, se podría estar poniendo en peligro a los pacientes que hagan uso de ellos. 

    Por este motivo, utilizar indicadores y sensores de frío es muy importante, para que la temperatura de refrigeraci
    ón de medicamentos sea estable y esté controlada. Los indicadores para la cadena de frío, están compuestos por sensores de temperatura, y están diseñados para controlar y  verificar el buen estado de conservación de los productos. Es decir, que su función es garantizar que se ha mantenido la temperatura de medicamentos refrigerados. 

    De esta forma, garantizan a los suministradores que la temperatura para conservar los medicamentos se ha mantenido en perfectas condiciones, por lo que se ha respetado la cadena de frío. Y, además, es una forma de certificar al cliente final, mediante un control de temperatura, que reciben el producto con la máxima calidad.

    ¿Por qué es importante mantener la temperatura para medicamentos?

    Una de las fases más delicadas para mantener la cadena de frío es durante el transporte, es decir, antes y después de retirar los productos de los almacenes. Si se mantiene el medicamento fuera de su temperatura recomendada, aunque sea durante un corto período de tiempo, puede afectar en gran medida, ya que algunos medicamentos pueden reproducir microorganismos patógenos.

    Otra alternativa muy eficaz para garantizar que se ha cumplido con la temperatura recomendada son los indicadores de temperatura irreversibles o term
    ómetros para neveras de medicamentosSe trata de termómetros adhesivos que controlan la temperatura máxima alcanzada cambiando de color. Son irreversibles, lo que significa que, al alcanzar una determinada temperatura, el cambio de color permanece inalterable y, por  tanto, son una garantía para la cadena de frío.

    En definitiva, se debe prestar atención y utilizar term
    ómetros para neveras de medicamentos durante el transporte hasta su llegada al destinatario. Son una prueba real e inalterable de que se ha mantenido el frío necesario para la correcta conservación de aquellos medicamentos que necesiten mantenerse a determinados grados centígrados. Solo de esta forma, se logrará saber si los productos siguen manteniendo correctamente suspropiedades, resultando eficaces para los pacientes que lo utilicen. 

Transporte de vacunas y medicamentos más vendidos

  • Termómetro reversible adhesivo para neveras. Este indicador contiene 12 puntos de temperatura que, mediante un cambio de color, nos indican la temperatura de la nevera o cámara frigorífica.

    27,00 €
  • Chillchecker es un sensor de temperatura adhesivo para el control de la cadena del frío. Este indicador realiza un cambio de color permanente al sobrepasar la temperatura indicada en el mismo.

    186,82 €
  • Indicador de temperatura adhesivo LCD de tipo reversible. Nos permite controlar si el refrigerador está en un nivel de temperatura adecuado.

    38,81 €
  • Indicador de tiempo y temperatura irreversible mediante cambio de color. Esta etiqueta adhesiva alerta de la exposición a una temperatura inadecuada mediante un cambio de color progresivo de los puntos de control. Cada punto está calibrado para un periodo de tiempo concreto, permitiendo así controlar el tiempo de exposición a dicha temperatura.

    20,50 €
  • El indicador de descenso de temperatura FCP es una etiqueta adhesiva, que, mediante un cambio de color, nos alerta que la temperatura ha descendido por debajo de un valor crítico. El cambio de color es permanente e irreversible, por lo que actua como chivato de control dejando constancia del evento. Se suministra en sobres de 10 unidades.

    57,00 €

Transporte de medicamentos en avión

El transporte de medicamentos a temperatura controlada exige el uso de aparatos con cámara frigorífica que evite que la cadena de frío de los medicamentos se altere. Por lo general, la temperatura ha de mantenerse siempre entre 2° y 8°,siendo imprescindible el uso de una cámara frigorífica limpia y un proceso de estiba cuidadoso que evite roturas o accidentes similares. El control de la cadena de frío es fundamental, mediante algún dispositivo como los registradores de temperatura, o bien mediante soluciones más simples, como los indicadores adhesivos que alertan mediante cambio de color de los fallos en la refrigeración, tanto por exceso como por defecto.

Qué pasa si una vacuna pierde la cadena de frío

La cadena de frío de los medicamentos termolábiles ha de mantenerse de forma constante para evitar la alteración de sus propiedades. Si esto llegase a suceder, aumenta la posibilidad de contaminación biológica, convirtiéndose en una amenaza seria para la salud al aumentar su nivel de toxicidad.

A simple vista es imposible detectar si se ha roto la cadena de frío de las vacunas. Por esta razón, es necesario contar con un indicador de temperatura, capaz de avisarnos si, en algún momento del trayecto, se han alterado las condiciones térmicas necesarias.

Características que debe tener el correcto transporte de vacunas

Para el transporte de vacunas hay que contar igualmente con vehículos con cámara frigorífica, cajas isotérmicas, neveras portátiles, paquetes de hielo y, sobre todo, sistemas de control de temperatura que nos aseguren la conservación de la cadena de frío de los fármacos.

Al llegar la carga a su destino, hay que introducirla en un refrigerador de vacunas a la misma temperatura. La conservación de vacunas en cadena de frío garantiza la termoestabilidad de las vacunas, minimizando de este modo la posibilidad de proliferación de gérmenes o deterioro del medicamento, lo que podría crear un problema de salud al paciente.

Como se puede comprobar, los profesionales del sector no transportan todos los medicamentos como si de una mercancía única se tratara. Cumpliendo un estricto protocolo, en todo momento se siguen las instrucciones del laboratorio para realizar el transporte más adecuado. La horquilla de temperatura va desde los 0
° de las vacunas a los 25° de otras opciones de medicamentos de uso común que no necesitan refrigeración, pero sí control de temperatura. 

El uso en estas tareas de indicadores de temperatura de tipo irreversible, permite el control desasistido durante el transporte, ya que actúan como chivatos mediante un cambio de color permanente, avisando si se ha roto la cadena de frío en cualquier momento.

También los termómetros adhesivos tradicionales son de utilidad, para comprobar la temperatura del refrigerador de vacunas en cualquier momento y poder prevenir una refrigeración inadecuada a tiempo.

Esperamos haber dado a conocer los aspectos más destacados sobre el transporte de medicamentos refrigerados,  ayudando a comprender la importancia de contar con un transportista que cumpla estrictamente los protocolos, y un método de control adecuado de temperatura, con el objetivo de garantizar tanto una correcta conservación,  como la durabilidad y la funcionalidad de cada medicamento.