Tel: +34 932 310 811 - surisa@surisa.es

El frigorífico de farmacia para un óptimo control de temperatura

El control y el registro de temperatura en el frigorífico de una farmacia es una tarea esencial. Además, debes realizarla de forma continuada para lograr las condiciones adecuadas y asegurar el buen estado de almacenamiento y conservación de tus materias primas: los medicamentos.

Las mediciones implican tanto el control de la temperatura ambiente de la farmacia, como la del frigorífico. Por eso, contar con los instrumentos m
ás adecuados y más precisos puede marcar la diferencia. Si deseas disfrutar de plena tranquilidad en cuanto al control de  temperatura y humedad de la farmacia, lo más aconsejable es que te proveas del mejor y más adecuado termómetro para farmaciaque aúne eficacia y efectividad.

Principales termómetros para farmacia


Medicamentos refrigerados en  farmacias

Los medicamentos refrigerados en las farmacias requieren de unos instrumentos precisos: los termómetros.  Podemos encontrarlos de diferentes tipos, como explicaremos a continuación.

Por un lado, los termómetros de temperatura máxima y mínima tienen dos columnas, con una escala en cada una, graduada con las temperaturas. En ellas puedes ver el nivel actual pero, además, te ofrecen la temperatura mínima y máxima a lo largo del tiempo. El mecanismo es sencillo y verás marcado, en otro color diferente y a través de fiadores, los cambios del termómetro.  

Por otro lado, tenemos los llamados registradores de temperatura, que realizan medidas a lo largo del tiempo en unos intervalos determinados. Estos te dan la oportunidad de obtener gráficos y tablas, que te dicen cuál ha sido la evolución a lo largo del tiempo.

Indicadores de temperatura

Una solución fácil y económica son los termómetros adhesivos. Estas etiquetas permiten hacer el control de la temperatura colocándolos en el frigorífico de la farmacia,  así como en cualquier lugar del establecimiento para medir la temperatura ambiente.

Los termómetros pueden ser de diferentes tipos:

  • Irreversibles: van marcando la temperatura y esta queda registrada con un cambio de color permanente. Son adhesivos y de fácil manejo. Ideales para control desasistido del buen funcionamiento del frigorífico
  • Reversibles: suelen ser de LCD de cristal flexible y son adhesivos. Te muestran la temperatura en el momento. Son perfectos para mostrar la temperatura ambiente del local.

El almacenamiento de medicamentos en farmacias

Pero, ¿es suficiente con adquirir estos termómetros y medir la temperatura del frigorífico? El almacenamiento de medicamentos en farmacias es un poco más complejo, ya que debes mantener un ambiente determinado en tu local. Has de tener en cuenta que, habitualmente, todos los medicamentos requieren de temperaturas inferiores a 30°C, salvo los especiales, que precisan temperaturas más bajas.  

Para las fórmulas magistrales y otros preparados, la que debes mantener está alrededor de los 25°C, salvo excepciones. Asimismo, para controlar la temperatura ambiente de la farmacia debes disponer o de un termómetro de máximos y mínimos o de un registrador, como ya te hemos comentado. Además, debes realizar los controles una vez al día para que puedas detectar si existe alguna desviación.  

Como sabes, hay medicamentos termolábiles que deben conservarse en nevera. La temperatura oscila de  +-5°C a +-3°C. Por este motivo, deberás comprobar la temperatura del frigorífico una vez al día. Es en este apartado, donde los indicadores de temperatura irreversibles tienen todo el sentido, ya que permiten comprobar si en algún momento se ha superado la temperatura crítica.

Con esta información, esperamos haberte ayudado en la importante tarea del control de temperatura del frigorífico en tu farmacia.