Tel: +34 932 310 811 - surisa@surisa.es
Termómetro adhesivo flexible LCD para neveras Ver más grande

Termómetro LCD para nevera de 12 niveles (sobres 10 unid)

Termómetro reversible adhesivo para neveras. Este indicador contiene 12 puntos de temperatura que, mediante un cambio de color, nos indican la temperatura de la nevera o cámara frigorífica.

Más detalles

27,00 €

Seleccione rango en el desplegable:

1-12ºC
10 uds

Descuentos por volumen

CantidadDescuentoUsted ahorra
20 5% Hasta 27,00 €
50 10% Hasta 135,00 €
100 20% Hasta 540,00 €
200 25% Hasta 1 350,00 €

Este termómetro cubre el rango de 1º a 12ºC con saltos de 1ºC de temperatura. Los puntos se iluminan cambiando de color cuando se alcanza la temperatura indicada. Para mayor facilidad de lectura, nos indican, mediante diferentes colores, si estamos o no dentro del rango adecuado:

  •        1ºC: Azul – Temperatura demasiado baja
  •        2º - 5ºC: Verde – Temperatura correcta
  •        6º- 8ºC: Naranja – Temperatura por encima de lo recomendado
  •        9º - 12ºC Rojo – Alerta temperatura excesivamente alta

Este indicador de temperatura se puede pegar en cualquier lugar del frigorífico. Es flexible, por lo que puede adherirse sobre superficies curvas, o simplemente colocarlo sobre cualquier bandeja.

Los puntos de temperatura llevan un recubrimiento especial que retrasa el efecto del cambio de color. De esta forma, al abrir la nevera, el indicador marca correctamente la temperatura interior.

El termómetro LCD para nevera tiene un único rango de temperatura:

Puntos de Temperatura en ºC: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12ºC

Suministro: sobres de 10 unidades

Dimensiones: 10 x 90 mm

Tipo: Horizontal

El termómetro reversible está fabricado mediante la tecnología Easy Read LCD (Liquid Crystal Display) de nueva generación. Esta tecnología se basa en la micro encapsulación de cristales (mezcla no tóxica de ésteres de cristal líquido), querealizan un cambio de color al alcanzar la temperatura indicada.

Este material micro encapsulado va impreso sobre una etiqueta adhesiva que sirve de base y laminado mediante una protección de poliéster transparente. Los puntos de temperatura llevan una laminación especial más gruesa para retrasar el efecto de la temperatura y evitar así que, al abrir el frigorífico, la entrada de aire caliente produzca una lectura errónea.

Estos termómetros no contienen materiales tóxicos, ni baterías, ni componentes electrónicos y soportan 3 horas sumergidos en agua a temperatura ambiente.

No se recomienda su exposición prolongada al efecto de rayos UV y tienen una precisión de +/- 1ºC.

El termómetro de nevera ha sido fabricado según la normativa ISO 9001.

Los componentes y productos químicos de este indicador de temperatura no son peligrosos para la salud pública ni el medio ambiente, cumpliendo con la normativa europea RoHS 3 (EU2015/863), WEE and Reach.

Asimismo, los elementos químicos de este termómetro no están incluidos dentro de las listas California Proposition 65 y SVHC:

https://echa.europa.eu/candidate-list-table

Usos del termómetro LCD de nevera


El uso habitual de este indicador de temperatura es básicamente  para el control de la temperatura en neveras y cámaras frigoríficas. Su uso es común en múltiples sectores donde es necesario el almacenamiento de productos refrigerados y el control de los niveles adecuados de temperatura.

Los principales sectores de aplicación de este termómetro son los siguientes:

<H3>Control de temperatura en productos frescos en alimentación</H3>

Las cámaras frigoríficas en el sector de alimentación requieren un riguroso control de la temperatura de las mismas, para evitar el deterioro de los alimentos.

Cualquier cámara o frigorífico de tipo industrial lleva sus propios sensores de temperatura. Sin embargo, debido al desgaste o a la ubicación de los mismos, podemos tener lecturas de temperatura en los niveles deseados y que, en cambio, dentro de la cámara puedan haber zonas en las que la refrigeración no sea la adecuada.

La ubicación de termómetros adhesivos de etiqueta en diferentes zonas de la cámara, ayuda fácilmente al operario a detectar pequeños problemas de refrigeración, que pueden tener consecuencias fatales.

<H3>Control de temperatura de medicamentos en farmacias y hospitales</H3>

Muchos medicamentos, sobre todo los inyectables y en especial las vacunas, requieren almacenarse de forma refrigerada para no deteriorarse. Tanto en farmacias como en hospitales, es necesario disponer de neveras para su conservación.

El uso de termómetros reversibles adhesivos para estas neveras, facilita la rápida detección de cualquier anomalía que altere los niveles adecuados de temperatura. Un error en el sensor de la nevera o una colocación de alguna caja tapando el conducto de refrigeración, puede generar un sobrecalentamiento que derive en graves consecuencias. Cuando hablamos de vacunas e inyectables, nos es una cuestión simplemente de que no cumplan su función, sino que pueden tener efectos contraproducentes en el paciente.