Tel: +34 932 310 811 - surisa@surisa.es

Indicadores de tiempo y temperatura

Los indicadores de tiempo y temperatura son etiquetas adhesivas, que mediante un cambio de color, nos informan del tiempo que ha permanecido un producto por encima de una temperatura crítica.
Los puntos que contiene el indicador cambian gradualmente de color al verse expuestos a una temperatura superior a la indicada. De esta forma, en base a que puntos han cambiado de color, podemos saber el tiempo al que ha sido expuesto el producto a una temperatura inadecuada.

Estas etiquetas son una solución sencilla y económica, actuando como chivato durante el transporte y almacenaje. Están especialmente indicados para el control de la cadena del frío en alimentación, medicamentos y vacunas.

Productos para control de tiempo y temperatura

  • Indicador de tiempo y temperatura irreversible mediante cambio de color. Esta etiqueta adhesiva alerta de la exposición a una temperatura inadecuada mediante un cambio de color progresivo de los puntos de control. Cada punto está calibrado para un periodo de tiempo concreto, permitiendo así controlar el tiempo de exposición a dicha temperatura.

    20,50 €
La tecnología de los indicadores para control de tiempo y temperatura esta orientada a productos que se deterioran al verse sometidos a temperaturas críticas, durante un periodo de tiempo determinado. Este es el caso de las vacunas, los medicamentos y la mayoría de los productos de alimentación. El registro del tiempo y la temperatura en la que se han conservado, es la garantía de que están en perfecto estado para su uso. Estas etiquetas permiten realizar el control de temperatura en envíos y almacenamiento, de una forma económica y sencilla. Su bajo coste permite que el control de las condiciones de conservación de las vacunas y los alimentos, se pueda realizar directamente sobre las cajas. Esto permite un nivel de control muy elevado y una mayor seguridad en el cumplimiento de la cadena del frío.

Funcionamiento de las etiquetas para control de tiempo y temperatura

Estos indicadores contienen tres puntos de control, los cuales al verse sometidos a una temperatura superior a la marcada en la etiqueta, van cambiando de color de forma progresiva. Los puntos vienen calibrados para unos periodos de tiempo concretos, por ejemplo 2 horas, 12 horas y 48 horas. Así, en función del tiempo transcurrido, durante el que se vea sometido el producto a una temperatura inadecuada, cada uno de los puntos cambiará su color sucesivamente de blanco a rojo, primero el primer punto, luego el segundo y finalmente el tercero.

Este cambio de color de cada punto es acumulativo, es decir, suma los periodos de sobre calentamiento del producto, aunque estos se produzcan de forma intermitente. Es decir, caso de volver a las condiciones adecuadas de temperatura, el cambio de color se detiene y solo se reanuda si volvemos a exponer al indicador a una temperatura superior a lo establecido.

El cambio es permanente e irreversible, por lo que permite conocer a posteriori, si se han mantenido las condiciones adecuadas de temperatura, y en caso de no ser así, cual ha sido el periodo de sobre exposición.
Algunos de los indicadores contienen un único punto de control, en lugar de tres. En este caso el funcionamiento de la etiqueta es el mismo, salvo que con un solo punto, que se activará al superarse la temperatura durante el periodo de tiempo establecido.



Ventajas de los indicadores de tiempo y temperatura

  • Fáciles de utilizar e interpretar por parte del personal no técnico
  • Bajo coste
  • No usan baterías ni tienen productos que dañen el medio ambiente
  • Monitorizan la temperatura y además el tiempo de exposición
  • Pueden controlar individualmente el producto si es preciso
  • Al ser irreversibles, permiten asegurar que se han cumplido las condiciones de temperatura en el transporte y manipulación.

Comprar etiquetas de tiempo y temperatura


El registro de tiempo y temperatura, mediante etiquetas adhesivas, es un medio práctico y eficaz que complementa los datalogger y registradores de temperatura. Estos indicadores debido a su bajo coste y facilidad para adherirlos en el producto o en envases más pequeños, permiten monitorizar la temperatura real que recibe el producto. En caso de mal funcionamiento de la cámara frigorífica o de negligencia en el transporte de la mercancía, nos proporciona la información de que envases o productos se han visto afectados y cuales no. Comprar indicadores de temperatura es ahorrar costes y aumentar la seguridad.