Tel: +34 932 310 811 - surisa@surisa.es
Etiqueta de temperatura reversible que cambia de color como un semáforo para detectar sobrecalentamientos Ver más grande

Etiqueta de temperatura de semáforo LCD (sobre 10 uds)

Este indicador de temperatura adhesivo, cambia de color en función de la temperatura. Es un indicador de tipo reversible LCD (Liquid Crystal Display), por lo que indica siempre la temperatura actual del dispositivo o superficie sobre la que se pega.

Más detalles

16,00 €

10 uds

Descuentos por volumen

CantidadDescuentoUsted ahorra
20 5% Hasta 16,00 €
50 10% Hasta 80,00 €
100 20% Hasta 320,00 €
200 25% Hasta 800,00 €

Mediante una señalización tipo semáforo, esta etiqueta realiza los siguientes cambios de color para indicarnos la temperatura:

  •        Verde: la temperatura está por debajo de los 50ºC
  •        Ambar: la temperatura está entre 50ºC y 70ºC
  •        Rojo: la temperatura está por encima de los 70ºC

Su función es la de alertar de sobrecalentamientos en dispositivos o superficies, de forma visual. Al ser una etiqueta adhesiva y flexible, puede pegarse sobre cualquier superficie, aunque no sea plana.

Este indicador de temperatura está disponible en un único modelo con los siguientes rangos de temperaturas: <50ºC / >50ºC y <70ºC / <70ºC

Suministro: sobres de 10 unidades

Dimensiones: 52 x 48 mm

Tipo: Rectangular

Indicador fabricado en LCD (mezcla no tóxica de ésteres de cristal líquido) mediante la tecnología Easy Read de nueva generación con cambio simple de color. Se trata de cristales microencapsulados que realizan un cambio de color en función de la temperatura. Esta etiqueta de temperatura tiene una base autoadhesiva, sobre la que se imprime el material termosensible. Está laminada con una fina capa de poliéster transparente como protección.

Este indicador soporta 3 horas sumergido en agua a temperatura ambiente. No se recomienda su exposición prolongada a luz solar o rayos UV. No contiene pilas, ni componentes electrónicos, ni sustancias peligrosas.

Tiene una precisión de +/- 1ºC

Etiqueta de temperatura fabricada dentro de la normativa ISO 9001.

Este indicador y los materiales que lo componen cumplen con la normativa europea RoHS 3 (EU2015/863), WEE and Reach y no son nocivos para el medio ambiente ni la salud pública.

Los elementos químicos que forman parte de esta etiqueta no son peligrosos ni aparecen en las listas California Proposition 65 y SVHC:

https://echa.europa.eu/candidate-list-table

Usos del indicador de temperatura de semáforo LCD



La etiqueta de temperatura de tipo semáforo se usa comúnmente como señalización visual y alerta de los sobrecalentamientos de dispositivos, baterías, cuadros eléctricos y superficies en general.

Este indicador tiene aplicación en cualquier sector, desde la industria general, a la alimentaria, farmacéutica y hasta para el uso particular. Su uso más común se da en el control de algunos dispositivos susceptibles de sufrir sobrecalentamiento, debido al funcionamiento prolongado, lo cual puede dañarlos o reducir su vida útil.

La principal ventaja de esta etiqueta de temperatura, es su facilidad de uso y bajo coste. Al ser un indicador de fácil lectura visual, permite que los operarios puedan, con un solo vistazo al pasar, detectar si existe en ese momento algún sobrecalentamiento en la instalación monitorizada.

Las conexiones eléctricas o las baterías, son dispositivos que pueden llegar a sobrecalentarse debido a la carga de trabajo. Con un indicador de tipo semáforo es posible detectarlo a tiempo y tomar las medidas correctoras necesarias. Asimismo, en entornos de producción es habitual su uso para monitorizar partes de la maquinaria que, o bien debido a la fricción, o bien debido al uso de componentes electrónicos, tienden al sobrecalentamiento tras un uso prolongado.

También en el sector alimentario, este indicador de temperatura tiene una clara aplicación en los procesos de elaboración, donde intervienen tratamientos térmicos y es necesario controlar que se mantengan dentro de los niveles correctos de temperatura. Esta etiqueta, al ser flexible y adhesiva, es fácilmente adherible a recipientes, contenedores y tanques estancos, controlando de forma simple y visualmente el estado de la temperatura de los mismos.